TecnoHotel

 

 

Manuel Vegas: «La AEDH necesita un relevo generacional»

Manuel Vegas volvió a asumir la presidencia de la AEDH en 2017 con el objetivo de empezar de cero y rejuvenecer la entidad. «Tengo más ilusión y ardor que en la primera etapa», asegura. Y es que tras superar la compleja situación con la que se encontró hace un año, la Asociación Española de Directores de Hotel renace con fuerza y con un sinfín de objetivos a corto y largo plazo.

—¿Qué objetivos se plantea a corto y medio plazo al frente de la AEDH?

—Reforzar la presencia de la asociación en todos aquellos estamentos oficiales turísticos nacionales y autonómicos que pueda ser posible, aumentar el número de asociados, ofrecer más servicios y que aumenten las empresas incluidas en el Club Hotelier.

—¿Cuántos asociados tienen actualmente y a cuántos aspiran en el largo plazo?

—Actualmente, estamos en unos 1.200 aproximadamente, y a largo plazo, siempre queremos ser más, pero lo que importa es que el que se asocie lo haga por convicción, que crea en la AEDH, en sus servicios.

No estamos en ninguna carrera de a ver quién tiene más, de pago o gratis. Queremos y necesitamos profesionales comprometidos con los fines de la asociación. El número no importa, la calidad sí. Queremos presumir de tener los mejores profesionales hoteleros existentes en nuestro país.

—Uno de los principales retos es llegar a la gente joven, a quienes han empezado a trabajar y a quienes todavía están estudiando. ¿De qué forma se han propuesto llegar a ellos?

—Es uno de los fines primordiales de nuestra asociación, queremos un relevo generacional. Una fórmula para ello es acudir a las universidades y centros de formación, a explicarles los #ValoresAEDH. Para ello, contamos con directores de hotel jóvenes, que son los encargados de explicarlos y de empatizar con los futuros directores.

Al no haber mucha brecha de edad, la conexión es rápida. También organizamos eventos para ellos, conferencias y seminarios dirigidos a estudiantes. Desde su fundación, la AEDH ha contado con una sección juvenil muy comprometida y colaboradora.

—¿Qué ventajas aporta a un directivo hotelero estar afiliado a la AEDH?

—Son muchas. Por resumir, pertenecer a un lobby donde están los mejores directores y directivos hoteleros, defensa de la imagen y necesidad del director de hotel y asesoría jurídica y laboral. Además, el Club Hotelier, donde disponen de descuentos importantes en cadenas y hoteles asociados además de convenios con empresas que mejoran los costes y la calidad de los establecimientos.

A esto sumamos seguros de accidentes, defunción, hospitalización, etc. incluidos en la cuota o acuerdos con universidades que ofrecen descuentos en su oferta de másteres y cursos especializados para asociados y familiares. También realizamos cursos de formación gratuitos para actualización y formación continua del director, encuentros de networking con proveedores… Como ves, el abanico de ventajas es muy extenso.

—¿Qué características ha de tener el director de un hotel para poder tener éxito en el sector? ¿Existe mucho intrusismo?

—Siempre ha habido algo de intrusismo, no es algo nuevo. Desde la AEDH, defendemos y creamos opinión para que la figura del director se potencie, y a través de los actos que organizamos, lo estamos consiguiendo, dando una imagen de continua actualización.

Así lo han podido comprobar los responsables de RRHH y directores generales de cadenas que han asistido a los seminarios. Por otro lado, las características que debe reunir un director, aparte de la formación, es tener una actitud positiva a todos los cambios y tendencias que van surgiendo. Hay que aprovechar esas oportunidades para mejorar resultados y la calidad de servicio.

Pero también, mentalidad ágil para las adversidades, tener osadía a la hora de generar servicios y paquetes, sin miedo al qué dirán o pensarán, creatividad, y, sobre todo, explotar nuestro lado humano y solidario, tanto con nuestros colaboradores internos y como con la sociedad que nos rodea.

—Otro de los objetivos que lanzó al comienzo de su candidatura fue la expansión internacional de la AEDH. ¿Con cuántas delegaciones cuentan ya?

—Efectivamente, se está consiguiendo disponer de delegaciones en el exterior, gracias a los directores asociados que residen en esos países. Estamos presentes en Cuba, Miami, Dubai, Zanzíbar, Brasil, República Dominicana, Andorra, Reino Unido y Argelia. Seguiremos ampliando en un futuro.

—Uno de los grandes retos que afronta el sector es el de la externalización, especialmente en cuanto a la limpieza. ¿Qué opina la AEDH sobre esta situación? ¿Se ha reunido con colectivos como el de las kellys para conocer sus propuestas y reivindicaciones?

—Tenemos muy buenas relaciones con ASEGO, la asociación de gobernantas. Y si el colectivo de las kellys desea reunirse con nosotros, estaremos encantados de hacerlo.

Comprendemos la situación y queremos que todo el personal que trabaja en el hotel disponga de las mejores prestaciones y condiciones. Hace pocos años, con ASEGO iniciamos unos seminarios donde denunciábamos las malas prácticas de algunas empresas de externalización de limpieza.

La utilización del sistema de externalización puede ser beneficioso para las empresas, pero debe ser también para el empleado, sin abusos.

—La sostenibilidad es otro de los grandes retos a los que se enfrentan los hoteles. ¿Qué papel juega la tecnología para poder alcanzarla?

—La tecnología es fundamental, y para ello debemos contratar a los mejores profesionales que existan. La imagen del hotel y su responsabilidad así lo exigen. Nuestro cliente actual está muy sensibilizado en estos temas y participa activamente en su defensa.

Además, la plantilla debe tener clara la filosofía y los valores del hotel, y por supuesto compartirlos. Porque, si bien el precio puede tener importancia a la hora de elegir alojamiento, la vivencia emocional personal es fundamental. Si lo hacemos bien, volverán.

—¿Qué destacaría de su primer año de gestión en esta segunda etapa al frente de la AEDH?

—Veníamos de una situación difícil. Por suerte, se ha podido encauzar, generando confianza en los profesionales, instituciones y empresas. Hemos recuperado asociados y generado algunos nuevos. Tengo mucha ilusión en el futuro y estoy muy contento de haber creado nuevos servicios que generan más valor al asociado.

Sé que cuando finalice habré dejado una buena base de jóvenes directores comprometidos con la AEDH. Serán ellos quienes continúen engrandeciendo a nuestra querida asociación. El futuro es suyo.

#ADELANTEAEDH

Manuel Vegas: «La AEDH necesita un relevo generacional»

Se el primero en comentar